Noticias

Con el poder del pueblo ¡vamos por todo!

Con el poder del pueblo ¡vamos por todo!

El régimen le teme al poder del pueblo. Por eso ofrece concesiones y promesas. Pero esta contraposición de poderes no se puede mantener en el tiempo. Con cada victoria, los trabajadores se preparan para una definición: ¡vamos por todo!

A terminar lo que empezamos

A terminar lo que empezamos

El levantamiento popular en Santiago se extendió a todo el país en un día. Desde entonces, el pueblo no ha dejado de luchar un solo minuto. Ha llenado avenidas y plazas; ha rendido sus sacrificios, sus muertos, sus heridos, sus presos; ha enfrentado las arremetidas de los criminales; ha resistido a la pandemia y al derrumbe económico; se ha organizado y se ha instruido en la acción; ha medido su poder y ha reconocido a sus enemigos. Chile es hoy la esperanza de los pueblos de América y del mundo; en ninguna parte se ha hecho claridad como en esta tierra.

La noche de las ratas

La noche de las ratas

Esta plaga no podrá extenderse. El pueblo se ha dotado, en años de lucha, de fuerzas insuperables. Las ha manifestado en el levantamiento de octubre. Una de esas fuerzas es su asombrosa decisión de adoptar como su bandera la reivindicación de nuestros ancestros, nuestra comunión con lo mapuche.

Todo o nada

Todo o nada

Las ilusiones no ayudan. Aquí no hay premios. Ellos, nuestros enemigos, no dudarán en quebrar el país antes de abandonar la escena. Pero nosotros, los trabajadores y trabajadoras, no tenemos otra opción: o es todo o nada.

Gobierno de los trabajadores: la salida a la crisis

Gobierno de los trabajadores: la salida a la crisis

La pandemia del coronavirus desnuda la crisis del sistema. La única salida es barrer con todos ellos. La única salida es que los trabajadores formen su gobierno y ejerzan todo el poder para resolver las demandas más urgentes.

Todos somos combatientes

Todos somos combatientes

Este 29 de marzo, todos somos combatientes, y nuestra tarea es hacer la revolución, construir ese horizonte de dignidad por el que tantos dieron ya la vida.

Estrella de la Segunda Independencia
La derrota del régimen

La derrota del régimen

El plebiscito crea una situación nueva. El régimen esperaba consenso, pero obtuvo lucha de clases. Ahora, se enfrenta el poder legítimo del pueblo contra un orden que se aferra a la constitución pinochetista, repudiada por la lucha popular y el 80% conquistado en las urnas.

A terminar lo que empezamos

A terminar lo que empezamos

El levantamiento popular en Santiago se extendió a todo el país en un día. Desde entonces, el pueblo no ha dejado de luchar un solo minuto. Ha llenado avenidas y plazas; ha rendido sus sacrificios, sus muertos, sus heridos, sus presos; ha enfrentado las arremetidas de los criminales; ha resistido a la pandemia y al derrumbe económico; se ha organizado y se ha instruido en la acción; ha medido su poder y ha reconocido a sus enemigos. Chile es hoy la esperanza de los pueblos de América y del mundo; en ninguna parte se ha hecho claridad como en esta tierra.

De ésta, salimos peleando

De ésta, salimos peleando

En la lucha por la vida, no se puede estar del lado de los asesinos; en la lucha por la humanidad, no se puede seguir a los buitres; en la lucha por la salud, no hay que mezclarse con la podredumbre; en la lucha por el futuro, hay que superar un pasado caduco.

Bandera del Partido de los Trabajadores

¿Te has preguntado por qué enarbolamos una bandera con una estrella que parece “inclinada”; por qué el pabellón nacional que levantamos difiere del que es usado comúnmente?

Los símbolos reflejan una historia, una voluntad y una idea. De lo contrario, no significan nada. Son, como decía Mariátegui, simplemente “calco y copia”.

Nuestra bandera tiene, pues, su historia, representa una idea y encabeza una voluntad. En este breve folleto puedes conocer más antecedentes sobre los símbolos del Partido de los Trabajadores.