Aysén en la lucha

Aysén en la lucha

17.2.2012 | Noticias, Partido de los Trabajadores

Declaración del Partido de los Trabajadores Puerto Montt

Febrero nue­va­men­te se nutre de la lucha de los pue­blos. Si el pasa­do verano fue Punta Arenas y Egipto, hoy es Grecia y la Patagonia. Son miles de kiló­me­tros de dis­tan­cia, pero ambas ponen en jaque al mode­lo capi­ta­lis­ta, ambas mar­can un nue­vo rum­bo, el trán­si­to a una nue­va sociedad.

Desde el archi­pié­la­go de las Guaitecas has­ta Aysén mar­can en las calles reite­ra­da­men­te un esce­na­rio de lucha popu­lar: pobla­do­res, estu­dian­tes, tra­ba­ja­do­res arre­me­ten con fuer­za ante años de olvi­do, caren­cias, alzas indis­cri­mi­na­das de los ele­men­tos bási­cos para sub­sis­tir, empren­den ante las con­se­cuen­cias adop­ta­das por ter­ce­ros que poco y nada cono­cen de las nece­si­da­des de los tra­ba­ja­do­res que actúan en base de man­te­ner sus rela­cio­nes de poder e intereses.

La uni­dad que da paso a lo nuevo.

Las deman­das abor­dan dife­ren­tes pun­tos igual­men­te de impor­tan­tes, edu­ca­ción, equi­dad, salud, defen­sa de recur­sos natu­ra­les, conec­ti­vi­dad, medi­das urgen­tes ante la ame­na­za de gran­des indus­trias que ame­dren­tan a la pes­ca arte­sa­nal, solu­ción al alto pre­cio de los com­bus­ti­bles y el cos­to de vida que en ese sec­tor del país para­dó­ji­ca­men­te, según las cifras del INE, pre­sen­ta el mayor cre­ci­mien­to duran­te el año recién pasa­do. El amplio movi­mien­to social en Aysén nos da una lec­ción de uni­dad en base a una pro­ble­má­ti­ca en común, dife­ren­tes sec­to­res ale­da­ños a la zona dan a cono­cer su apo­yo y adhe­sión, como en Magallanes, Dichato, la tie­rra del cobre, en todos los rin­co­nes del país la acción de uni­dad que­da repre­sen­ta­da en como nues­tro pue­blo selec­cio­na sus deman­das, le da for­ma y da paso a la acción. Sobre esa expe­rien­cia se siem­bran las luchas veni­de­ras, se mar­ca un rum­bo, las ganas de cam­biar­lo todo.

Por el sacri­fi­cio de nues­tros padres por el futu­ro de nues­tros hijos, recal­ca­mos nues­tro apo­yo a nues­tros com­pa­ñe­ros en Aysén, ade­lan­te con todas las fuer­za de la historia.

Partido de los Trabajadores Chile – Puerto Montt.

Febrero del 2012.

Share
17.2.2012
Declaración del Partido de los Trabajadores Puerto Montt Desde el archipiélago de las Guaitecas hasta Aysén marcan en las calles reiteradamente un escenario de lucha popular: pobladores, estudiantes, trabajadores arremeten con fuerza ante años de olvido, carencias, alzas indiscriminadas de los elementos básicos para subsistir, emprenden ante las consecuencias adoptadas por terceros que poco y nada conocen de las necesidades de los trabajadores que actúan en base de mantener sus relaciones de poder e intereses.

El miedo al pueblo

El ase­si­na­to de un joven en el Panguipulli estre­me­ció a todo el país. Tras la eje­cu­ción los cara­bi­ne­ros esca­pa­ron como delin­cuen­tes. No es la for­ma en que actúa quien dice sólo defen­der­se. Es la for­ma en que actúan los ase­si­nos que tie­nen temor. Es el mie­do al pue­blo. Demuestra la prin­ci­pal con­se­cuen­cia del levan­ta­mien­to popu­lar ini­cia­do el 18 de octu­bre: el sur­gi­mien­to de un autén­ti­co poder el pueblo.

leer más

La vacuna: mentiras y verdades

El ver­da­de­ro dile­ma está plan­tea­do des­de la expan­sión del virus: ¿debe pri­mar la vida o las ganan­cias del capi­tal? La solu­ción al pro­ble­ma no se encon­tra­rá en una vacu­na. La solu­ción está en quién tie­ne el poder. Quién deci­de, y en fun­ción de qué intere­ses y obje­ti­vos. Esta pes­te moder­na, si algo bueno ha teni­do, es que ha nos ha acer­ca­do en toda su pro­fun­di­dad a esta interrogante.

leer más

Con el poder del pueblo ¡vamos por todo!

El régi­men le teme al poder del pue­blo. Por eso ofre­ce con­ce­sio­nes y pro­me­sas. Pero esta con­tra­po­si­ción de pode­res no se pue­de man­te­ner en el tiem­po. Con cada vic­to­ria, los tra­ba­ja­do­res se pre­pa­ran para una defi­ni­ción: ¡vamos por todo!

leer más

La derrota del régimen

El ple­bis­ci­to crea una situa­ción nue­va. El régi­men espe­ra­ba con­sen­so, pero obtu­vo lucha de cla­ses. Ahora, se enfren­ta el poder legí­ti­mo del pue­blo con­tra un orden que se afe­rra a la cons­ti­tu­ción pino­che­tis­ta, repu­dia­da por la lucha popu­lar y el 80% con­quis­ta­do en las urnas.

leer más