1º de mayo: 

las cla­se tra­ba­ja­do­ra asu­me la conducción