Una manifestación de fuerza popular

Una manifestación de fuerza popular

3.3.2011 | Noticias

El acto popu­lar “A un año del terre­mo­to, cons­trui­mos nues­tra uni­dad y dig­ni­dad“, rea­li­za­do el pasa­do 26 de febre­ro en el esta­dio El Morro de Talcahuano, con­fir­mó el pode­ro­so impul­so por la uni­fi­ca­ción de las luchas para hacer fren­te a la dura situa­ción social en región del Bío-Bío.

Fue una opor­tu­ni­dad para rei­vin­di­car ‑y proyectar- la expe­rien­cia de orga­ni­za­ción gana­da en las jor­na­das que siguie­ron al terre­mo­to de 2010.


Cecilia Vallejos, Presidenta Junta de Vecinos Pobladores el Morro – Talcahuano

Los com­pa­ñe­ros Cecilia Vallejos, pre­si­den­ta de la Junta de Vecinos Pobladores El Morro, Aldo Beroiz, Vocero del comi­té “Esfuerzo Unido“ de la pobla­ción Centinela II de Talcahuano, Leandro Olivares, voce­ro de los pobla­do­res de Villa Futuro en Chiguayante, Jorge Figueroa voce­ro del comi­té pro­de­fen­sa de Aurora de Chile expu­sie­ron las con­di­cio­nes en que se des­en­vuel­ve su lucha, denun­cia­ron la desidia de las auto­ri­da­des y enfa­ti­za­ron la nece­si­dad de una acción con­jun­ta de los pobla­do­res en defen­sa de su dignidad.
También habla­ron Brigida Lara, voce­ra Coordinadora de Pobladores San Pedro de la Paz y del Movimiento Territorial de Pobladores; Leslie Campos, del Frente de Trabajadores de la Cultura; y Leonardo Cortés, del Frente de Trabajadores. Los com­pa­ñe­ros lla­ma­ron a la lucha uni­ta­ria del pue­blo por sus deman­das y a cons­truir la uni­dad y dignidad.

La fuer­za de la idea de la uni­dad que­dó plas­ma­da en las lec­cio­nes de las movi­li­za­cio­nes rea­li­za­das en enero 2011 en la par­te más aus­tral de nues­tro país, como lo con­sig­nó en su inter­ven­ción el com­pa­ñe­ro Yuri Quiroz, diri­gen­te de la Asamblea Ciudadana de Magallanes.

Artistas: Chinoy, La Chinganera y Gabriel Alcayaga

Las pre­sen­ta­cio­nes de artis­tas como Miguel Guajardo, Gabriel Alcayaga, Evelyn Cornejo, La Chinganera y Chinoy refle­ja­ron la bús­que­da de nue­vas for­mas de expre­sión de las tra­di­cio­nes cul­tu­ra­les de nues­tro pueblo.

Desde Argentina, un repre­sen­tan­te del Partido de los Trabajadores de la her­ma­na nación pre­sen­tó un men­sa­je de soli­da­ri­dad y de comu­nión en la lucha por la segun­da inde­pen­den­cia de América.

En la inter­ven­ción final, el com­pa­ñe­ro Richard Yañez, a nom­bre del Partido de los Trabajadores, resu­mió el sig­ni­fi­ca­do pro­fun­do de la expe­rien­cia adqui­ri­da en la tra­ge­dia de febre­ro de 2010, habló de cómo el pue­blo se orga­ni­zó para hacer fren­te a los efec­tos de la catás­tro­fe. ter­mi­nó la alo­cu­ción con las siguien­tes palabras:
“Aprendimos que no esta­mos solos. Estas lec­cio­nes hoy reco­rren el mun­do entero.
Sin ir más lejos, ¿no apli­ca­ron estas ense­ñan­zas nues­tros her­ma­nos en Magallanes? ¿Acaso no se orga­ni­za­ron, aca­so no se unie­ron, aca­so no lucharon?
¿Acaso no pusie­ron los intere­ses del pue­blo tra­ba­ja­dor por enci­ma de las com­po­nen­das políticas?
¿Acaso no se hicie­ron car­go de los pro­ble­mas de su región? ¿O cre­ye­ron en las pro­me­sas? ¿O transa­ron su dig­ni­dad? ¿O espe­ra­ron, espe­ra­ron y esperaron?
¿Vamos a olvi­dar estas lec­cio­nes? ¿Vamos a per­mi­tir que todo siga igual? ¿Vamos a per­mi­tir que se nos fal­te el respeto?
¿Qué le vamos a dejar a nues­tros hijos? ¿Lo mis­mo que tene­mos hoy? ¿Un mon­tón de rui­nas y dolores?
¿Le vamos a legar nues­tra dig­ni­dad, mien­tras los otros siguen bur­lán­do­se de nosotros?

Nosotros deci­mos: está en nues­tras manos cam­biar esto de una vez y para siem­pre. Está en nues­tras manos cam­biar­lo todo.
Ya hemos mos­tra­do que tene­mos la fuer­za. Ya hemos mos­tra­do que tene­mos el cono­ci­mien­to. Ya hemos mos­tra­do que tene­mos la voluntad.
Pero no bas­ta. No bas­ta con eso. Nos fal­ta la uni­dad mono­lí­ti­ca. Nos fal­ta seguir un solo camino. Nos fal­ta el impul­so de avan­zar y no parar nun­ca más. Que no sea en vano el sacri­fi­cio de nues­tros padres! Nos fal­ta la deci­sión de crear un futu­ro mejor para nues­tros hijos, para todos los hijos de la patria.

Compañeros,
Debemos orga­ni­zar­nos para luchar por nues­tras jus­tas demandas.
Debemos unir­nos al Movimiento Territorial de Pobladores.
Debemos levan­tar el Frente com­ba­ti­vo, uni­do, cla­sis­ta – de los Trabajadores
Debemos impul­sar el Movimiento de los Estudiantes secun­da­rios, uni­ver­si­ta­rios – por la Unidad.
Debemos desa­rro­llar el fren­te de nues­tra cultura.
Debemos ayu­dar a nues­tra Juventud Revolucionaria, cons­cien­te, solidaria.
com­pa­ñe­ros: Debemos unir­nos, debe­mos luchar, debe­mos vencer.“

Share
3.3.2011
El acto popu­lar “A un año del terre­mo­to, cons­trui­mos nues­tra uni­dad y dig­ni­dad“, rea­li­za­do el pasa­do 26 de febre­ro en el esta­dio El Morro de Talcahuano, con­fir­mó el pode­ro­so impul­so por la uni­fi­ca­ción de las luchas para hacer fren­te a la dura situa­ción social en región del Bío-Bío. Fue una opor­tu­ni­dad para rei­vin­di­car ‑y proyectar- la expe­rien­cia […]

El miedo al pueblo

El ase­si­na­to de un joven en el Panguipulli estre­me­ció a todo el país. Tras la eje­cu­ción los cara­bi­ne­ros esca­pa­ron como delin­cuen­tes. No es la for­ma en que actúa quien dice sólo defen­der­se. Es la for­ma en que actúan los ase­si­nos que tie­nen temor. Es el mie­do al pue­blo. Demuestra la prin­ci­pal con­se­cuen­cia del levan­ta­mien­to popu­lar ini­cia­do el 18 de octu­bre: el sur­gi­mien­to de un autén­ti­co poder el pueblo.

leer más

La vacuna: mentiras y verdades

El ver­da­de­ro dile­ma está plan­tea­do des­de la expan­sión del virus: ¿debe pri­mar la vida o las ganan­cias del capi­tal? La solu­ción al pro­ble­ma no se encon­tra­rá en una vacu­na. La solu­ción está en quién tie­ne el poder. Quién deci­de, y en fun­ción de qué intere­ses y obje­ti­vos. Esta pes­te moder­na, si algo bueno ha teni­do, es que ha nos ha acer­ca­do en toda su pro­fun­di­dad a esta interrogante.

leer más

Con el poder del pueblo ¡vamos por todo!

El régi­men le teme al poder del pue­blo. Por eso ofre­ce con­ce­sio­nes y pro­me­sas. Pero esta con­tra­po­si­ción de pode­res no se pue­de man­te­ner en el tiem­po. Con cada vic­to­ria, los tra­ba­ja­do­res se pre­pa­ran para una defi­ni­ción: ¡vamos por todo!

leer más

La derrota del régimen

El ple­bis­ci­to crea una situa­ción nue­va. El régi­men espe­ra­ba con­sen­so, pero obtu­vo lucha de cla­ses. Ahora, se enfren­ta el poder legí­ti­mo del pue­blo con­tra un orden que se afe­rra a la cons­ti­tu­ción pino­che­tis­ta, repu­dia­da por la lucha popu­lar y el 80% con­quis­ta­do en las urnas.

leer más