Por nuestros hijos

Por nuestros hijos

Convocamos a un gran encuentro de todas las fuerzas revolucionarias que levantan la bandera de un cambio fundamental en favor de la clase trabajadora, que rechazan el régimen corrupto y que comprendan la necesidad de lanzarse a la lucha. La unidad de nuestro pueblo requiere de una dirección que señale abierta y honestamente sus objetivos, que se confronte a un adversario obstinado y torvo, y que se ponga en la primera línea de combate.

El método es el de la acción incesante en todo momento, en todo lugar: golpear a los saqueadores de nuestras riquezas, golpear a los corruptos y asesinos; levantar a las organizaciones de nuestro pueblo y las movilizaciones por nuestras demandas más urgentes; elevar la unidad como criterio rector de la lucha; organizar el poder de la clase trabajadora; y agrupar la fuerza irresistible de los hombres y mujeres, de los jóvenes, de nuestro pueblo.

Share
¡El paro va!

¡El paro va!

En medio de este paro, se forman y destacan los nuevos dirigentes, auténticos, honestos, que cumplen con los mandatos de sus bases. En medio de este paro, se crean y consolidan las nuevas y antiguas organizaciones, verdaderamente representativas y útiles. En medio de este paro, se definen los intereses y demandas del pueblo, como hoy en la demanda de terminar con las AFP, ese equivalente actual de las antiguas pulperías y sus fichas. Y en medio de este paro, se forja la unidad de millones.

Share