A terminar lo que empezamos

A terminar lo que empezamos

El levantamiento popular en Santiago se extendió a todo el país en un día. Desde entonces, el pueblo no ha dejado de luchar un solo minuto. Ha llenado avenidas y plazas; ha rendido sus sacrificios, sus muertos, sus heridos, sus presos; ha enfrentado las arremetidas de los criminales; ha resistido a la pandemia y al derrumbe económico; se ha organizado y se ha instruido en la acción; ha medido su poder y ha reconocido a sus enemigos. Chile es hoy la esperanza de los pueblos de América y del mundo; en ninguna parte se ha hecho claridad como en esta tierra.

De ésta, salimos peleando

De ésta, salimos peleando

En la lucha por la vida, no se puede estar del lado de los asesinos; en la lucha por la humanidad, no se puede seguir a los buitres; en la lucha por la salud, no hay que mezclarse con la podredumbre; en la lucha por el futuro, hay que superar un pasado caduco.

Es hora de actuar

Es hora de actuar

El levantamiento de octubre demostró nuestra fuerza, nuestra decisión y nuestro poder. Fue la primera etapa de la revolución. Ahora hay que terminar lo que empezamos.

Por nuestros hijos

Por nuestros hijos

Pero, algo sí va a pasar este año. Y es que el pueblo de Chile se lanzará a una gran lucha. Este año, daremos inicio a nuestro futuro como pueblo.

Trabajadores ¡A luchar!

Trabajadores ¡A luchar!

¡A defender nuestros derechos! ¡A golpear a los empresarios saqueadores y políticos corruptos y «sindicalistas» vendidos»! ¡A organizar la fuerza política del pueblo!